6 de diciembre de 2011

La V Semana de la Memoria Histórica



Un año más la Asociación Soriana “Recuerdo y Dignidad”, ha llevado a cabo la V Semana de la Memoria Histórica y de los Derechos Humanos, con el apoyo del Ayuntamiento de Soria, y la colaboración del Casino de la Amistad Numancia y la Fundación Gaya Nuño de Caja Duero, que prestaron sus salones, así como de Paco Castro, diseñador de la cartelería, y del Museo Numantino, que ha cedido su sala de exposiciones.
Los actos han tenido lugar desde el lunes, día 29 de noviembre, al lunes, 5 de diciembre, excepto la exposición fotográfica “Agustí Centelles. Testigo de la Historia”, que va a prolongarse hasta el próximo 11 de diciembre.
En el Salón Gerardo Diego, del Casino Amistad Numancia, moderada por la periodista Loly Escribano, dieron comienzo los actos con una mesa que congregó a varios familiares de otros tantos fusilados en distintos parajes de la provincia de Soria. Estuvieron Anabel Lapuente, nieta de Luis Torres, fusilado, junto con otros tres compañeros de Torrellas, en Ágreda, y que han sido recientemente exhumados; Félix Vitoria, nieto del que fuera alcalde de Ágreda, Anastasio Vitoria, fusilado en las tapias del cementerio de Soria; Redención Blanco, hija del fotógrafo soriano Manuel Blanco, también fusilado en el cementerio de Soria; María José Pardo, nuera y sobrina de los hermanos Arenas, fusilados en Los Rábanos y Portelárbol; y Miguel Ángel Romera, sobrino nieto del anarquista fusilado en Barcones, Arsenio Martínez.
Fue, tal vez por la cercanía, tanto de los fusilados como de los familiares, el acto más emotivo de la Semana. Cada uno de los contertulios habló de su familiar en un primer turno, para decir a todos los allí presentes, de qué manera lograron salir adelante, y la mella que en cada uno de ellos hizo la tragedia familiar vivida.
Otro de los actos, del martes, 29 de noviembre, fue la inauguración de la exposición de Agustí Centelles, para la cual asistieron los dos hijos y un nieto del fotógrafo, quienes también explicaron la obra, foto a foto, aunque por ellas mismas son suficientemente explícitas. El acto lo abrió el director del Museo, Elías Terés Navarro, con la asistencia de  Marian Arlegui y otros funcionarios de la entidad. Hasta el día 11 de diciembre podrá visitarse esta excepcional exposición de un no menos excepcional fotógrafo, a la que acompañan, en sendas estanterías, cámaras fotográficas de la época, cedidas por Antonio Ruiz Vega, y publicaciones prestadas para la ocasión por el Archivo de temática libertaria Teresa Claramunt, sito en Manzanares.
Esa misma noche, el abogado argentino especializado en Derechos Humanos, uno de los que trabajan en la querella presentada desde Argentina por los crímenes del franquismo, Carlos Slepoy Prada, dio una conferencia. Slepoy recibió, en 2008, el premio internacional Derechos Humanos.

La exposición sobre “Las víctimas del franquismo: doble denegación de Justicia”, fue el siguiente acto, a cargo de Carlos Jiménez Villarejo, miembro de una ilustre familia de juristas, número 1 del escalafón de la Carrera Fiscal en España, fundador de la Plataforma contra la Impunidad. La postura de defensa de Jiménez Villarejo hacia Baltasar Garzón, motivó que la portavoz del Consejo General del Poder Judicial dijera que sus comentarios “excedían el derecho de libertad de expresión”. Algo que no arredra en absoluto a este veterano jurista, quien en declaraciones a la SER dijo que “los atentados a la democracia están en el propio seno del PP”.

El jueves, día 1 de diciembre, se proyectó la película “Ojos que no ven”, -víctimas del franquismo desde la Transición-, cuyo director, Luis Molés, estuvo presente. La cinta, de 55 minutos de duración, muestra, a través de los testimonios de algunas de las víctimas directas, o de sus familiares, la impunidad con la que actúan miembros de la extrema derecha. Especialmente emotivos son los testimonios de Mavi Muñoz, madre de Carlos Palomino, asesinado en Madrid a los 16 años, en 2007; el de Guillem Agulló, cuyo hijo, del mismo nombre, fue asesinado en 1993, en Montanejos (Castellón), a la edad de 18 años; y los de la pareja compuesta por Miwa Buene y Mireie Nynewille, él africano, agredido en el año 2007, en Alcalá de Henares, quedando, desde entonces, en estado de paraplejia severa. Por citar sólo tres.
El viernes fue el doctor en Derecho, Javier Chinchón, el encardo de hablar sobre Derechos Humanos y Justicia Internacional. Él mismo pertenece al Grupo de Trabajo sobre esos temas y a la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.
Sobre un tema tan candente como el robo de niños, no sólo durante el franquismo, sino a lo largo de toda la Transición, se encargó de disertar Mar Soriano, de la “Plataforma de afectados de clínicas de toda España en la causa de los niños robados”. Mar es una de las afectadas, ya que ella misma busca a su hermana Beatriz, y lucha para que el gobierno se haga cargo de las investigaciones, tanto de los robos como de las adopciones ilegales.  La de su hermana tuvo lugar en 1964.
Por último, el lunes, 5 de diciembre, tuvo lugar la presentación de “Palomas tras las rejas”, a cargo del propio autor, Gervasio Puerta, quien, a sus 90 años, mostró en todo momento su necesidad de luchar, algo que ha hecho durante toda su larga vida, cuando, entre ingreso e ingreso por las cárceles franquistas, el tiempo se lo ha permitido. Puerta es presidente de la Asociación de ex presos y represaliados políticos. En todos los actos se ha producido debate, los asistentes, numerosos, han colaborado para ello. En el caso de Gervasio Puerta, su generosidad propició largas respuestas sobre hechos concretos de su vida, de su dura vida.
La V Semana se clausuró con un pequeño, pero emotivo homenaje, al presidente de la Asociación Soriana “Recuerdo y Dignidad”, Iván Aparicio, por su capacidad de trabajo, su lucha permanente en esta y otras asociaciones, su compromiso, solidaridad y generosidad. Un homenaje bien merecido, porque sin él no sería posible llegar a donde se ha llegado. Ibai, su sobrino, le hizo entrega de una cesta de flores con los colores de la bandera republicana.

Las fotos son de Paco Castro.
La primera corresponde a la mesa redonda celebrada en el Casino.
La de enmedio a D. Carlos Jiménez Villarejo con Iván Aparicio.
La última al director de "Ojos que no ven", con Iván Aparicio.

No hay comentarios: