29 de noviembre de 2013


La Semana de la Memoria Histórica, La 7, alcanza, esta tarde a las 8, en el Centro Cultural Gaya Nuño, su cuarta jornada. Francisco Sempere es, hijo de Ernesto, compañero de Juan Antonio Gaya Nuño en el penal de Valdenoceda. Es autor de http://todoslosrostros.blogspot.com.es, blog que se define define como "Lugar de la memoria visual de los prisioneros y presos republicanos y antifranquistas, construido como homenaje a todos los represaliados por el fascismo y el franquismo en la España de la guerra civil y postguerra”.
Después habrá una mesa redonda en la que estarán Álvaro Sanz Barranco y Margarita Caballero Domínguez, adelantando el contenido de un cuaderno de Gaya Nuño que se conserva en el Legado del escritor y crítico de Arte. Entre ambas intervenciones se proyectará el documental “Valdenoceda, hablan los supervivientes”.
Los actos relacionados con La 7, comenzaron la madrugada del día 20 de noviembre, con un acto reivindicativo y de homenaje a todos los fusilados durante la contienda civil, con la pintada de siluetas realizadas en el Collado de la capital.

Dos días después se presentó una solicitud en el Ayuntamiento de la Capital para que sea retirada la placa de la calle que el consistorio dedicó a Manuel Fraga Iribarne.
Las charlas, hasta ahora, han estado protagonizadas por Carlos Villán Durán, presidente de la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Jurista de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Por los escritores e historiadores José María Martínez Laseca y Miguel Ángel San Miguel Valduhérteles. Y ayer, día 28, con la proyección de la película “Estrellas que alcanzar”, con la presencia de su director Mikel Rueda.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Y sin "acritú" que diría el señor Felipe, ¿para cuando la retirada "de Yagüe", el carnicero de Badajoz y otros lares, de su San Leonardo natal.
¿Se imaginan en Alemania un lugar dedicado a la memoria de cualquier jerifalte nazi? Es que esta España y Soria nuestra son que... ni te la imaginas. Paquillo Pajero