14 de diciembre de 2007

Cuestión de Justicia y Dignidad

Iván Aparicio
Presidente de la Asociación Soriana para el Recuerdo y la Dignidad

Un amigo me dice que me estoy politizando. Yo le doy crédito, porque además es muy buen amigo, pero creo que llama politizar a tomar partido por un (lo que tiene cojones en llamarse) bando. A mí me duelen igual todas las muertes, pero hubo un ataque a la posibilidad de justicia, un ataque que implicaba el desprecio por la vida (de
l@s español@s), premeditado, con ayuda del fascismo (o sea con ayuda del racismo, antisemitismo, jerarquización, desigualdad social, injusticia, antidemocracia, yugo, terratenientismo...), cruel, traidor, genocida... y que las excusas que tienen ahora sus defensores, se fundamentan en argumentos de derechos que abolió cuando arranco el poder. La mayoría luchó donde le tocó, pero muchos lucharon defendiendo la libertad, la justicia, la democracia... y aunque sufrió todo el mundo, y salió lo peor de cada uno sin distinción política, hubo unos defensores de lo que ahora vemos como "bueno" (aunque tambien ahí había lobos horribles), y lo vemos "bueno", por correspondencia con unos valores morales de igualdad y progreso que fueron cercenados durante 40 años con metodos contra los derechos humanos.

Me parece justo hablar de lo que ha estado condenado al silencio tanto tiempo, porque pienso que este silencio impuesto, no solo es injusto para los que defendieron al pueblo (que es lo que somos todos y se lo debemos), si no porque es injusto para cada muerte que se produjo, y además, porque encierra la mayor parte de injusticias y conflictos sin resolver en la actualidad, el primero el enfrentamiento a causa de todo este tema.

A parte somos un país que ignora el derecho internacional y que presume de una transición que están copiando otros paises con conflictos posteriores. Los que se han enriquecido en esos paises a costa del horror, el robo, la muerte... no ignoran lo que las organizaciones de derechos humanos llaman "el modelo de impunidad español" y que se exporta para la consolidación de la injusticia: Un asalto al poder, premeditado, la abolición de los derechos humanos, la instauración de un poder, el enriquecimiento, el empobrecimiento y ejecución del agredido, miedo... y luego la impunidad del opresor, pero hasta quienes copian el modelo de impunidad han sido juzgados.

A parte, la española es la historia más triste de todas las luchas por la libertad. En las zonas que entregan el poder a los militares, los que estaban relacionados con ideas de izquerdas son llamados a los cuarteles, encarcelados o asesinados. Una vez derrotados por la traición, los republicanos españoles son llevados tras la guerra y el exilio a los campos de concentración nazis cuando Alemania ocupa Francia. Los que no son atrapados se unen a la resistencia y la 9ª de Leclerk llega al Ayuntamiento de París un día antes que el propio Leclerk y tres antes que De Gaulle. Aquí se les ve como uno de dos bandos y en toda Europa tienen monumentos, aquí se discute si Franco era bueno y en Chile, con menos libertades, se juzga a Pinochet , aquí Pio Moa, Cesar Vidal, Jiménez Losantos... son fénomenos mediáticos o editoriales y en Alemania se manda a quien niega el holocausto 3 años a la carcel, en Suiza una inmigrante ilegal española preside el parlamento y aquí manifestaciones anti inmigrantes matan jóvenes..

Cómo no va a pasar ahora en Irán?, cómo va a haber aquí justicia? Si no condenamos lo que ha pasado, si no ponemos mecanismos para que no pueda (fisicamente) pasar, ¿cómo entre neonazis, religión, eta, catalunya, euskadi, madrid-barça, navarra, solidaridad entre comunidades, sanidad, pensiones, fin de mes, hipotecas, islam, china, pp, nacionalismos, pseudoizquierda y 27000 millones de cosas manipuladas... vamos a evitar que vuelvan a perder la cabeza unos enfermos y nos impliquen a todos? Nadie ha negado las mentiras que llevaron a la guerra en España y peor aún, nadie ha pedido responsabilidades a los culpables, y lo peor de todo: nadie ha reconocido un mínimo de dignidad a las víctimas y un recuerdo de lo que ha ocurrido hace nada, salvo los voluntarios de unas pocas asociaciones, a las que el estado nos acaba de encargar la tarea de limpiar los restos de una guerra civil y que deja sin derechos a las víctimas de un alzamiento militar.
Iván Aparicio

7 de diciembre de 2007

Finalizaron las Jornadas sobre Memoria Histórica

Lunes, 3 de diciembre

“La memoria es vaga”

Dirigido por Katie Halper, se proyectó el lunes, 3 de diciembre, un documental titulado “La memoria es vaga”. Alrededor del Valle de los Caídos, en paralelo a una visita guiada, se van intercalando opiniones y la historia real de la construcción del monumento más grande de Europa. Personas relevantes de la Cultura –Nicolás Sánchez-Albornoz, forzado colaborador del Valle-, Juan de Ávalos –escultor de las figuras-, José Utrera Molina –ministro franquista-, algunos expresos que dejaron la salud en aquella obra propia de una mente megalómana, como era la de Franco, y algún falangista –con la foto del dictador junto a él- tratando de desvirtuar la realidad, como viene siendo habitual.


Los expresos hablaron de sus experiencias en aquel duro trabajo obligado, por el que redimían unas penas tan injustas como el propio régimen. Diez horas diarias de trabajo, ocho para el Estado. Recordaron el elevado número de muertes –de 3 a 8 diarias- y el exiguo salario, casi una limosna, que enviaban a las mujeres e hijos de los casados.


En 1958 –desde el Decreto de 1-4-40- finalizó la obra esperpéntica, dieciocho años de trabajos forzados. Entonces se dijo que podrían enterrarse en él también los “rojos”, siempre que fuesen católicos. Pocos familiares fueron los que consintieron tamaña humillación.

Impresionaba ver la dignidad de esos hombres, ya muy ancianos, las lágrimas de alguno de ellos al volver por primera vez al Valle de los Caídos después de muchos años, y las opiniones de alguno, pidiendo que dejen el monumento como está a fin de que a la gente le sirva de recuerdo “de lo que no debe ser”.

Martes, 4

Floren Dimas Balsalobre, investigador histórico y presidente de la Asociación de Memoria Histórica “Amigos de los Caídos por la Libertad”, de la Región de Murcia.
“Carencias, mentiras y trampas de la Ley de la Memoria Histórica”.
Los puntos sobre los que se disertó, aparecen íntegros en texto aparte.

Miércoles, 5

La Semana de la Memoria Histórica, organizada por la Asociación Soria Recuerdo y Dignidad, se clausuró el miércoles, 5 de diciembre, con la interesantísima charla a cargo del Francisco Etxeberría, antropólogo forense, premio Derechos Humanos René Cassin, con el título “Exhumando fosas, recuperando dignidades”.


“No nos interesan las gran Historia de la Guerra, nos interesan las historias de las personas, de lo individual”, dijo Etxeberría”. Recalcó el valor simbólico de su tarea, puesto que las exhumaciones han detenido el recorrido miedo-olvido-ignorancia-negación-inexistencia. Recordó que las primeras exhumaciones protocolarias, las del Bierzo, fueron paradigmáticas, acudiendo a ellas medios de comunicación de otros países. Hizo repaso por otras exhumaciones, como las del franquismo de 1957-58, para exhumar a los suyos y llevarlos al Valle de los Caídos y, en casos aislados, alguna de los perdedores, aquellas que tuvieran parientes representativos, como religiosos. De otras exhumaciones “a la brava”, como se dio en Navarra, La Rioja, Soria, Palencia…


Hizo también un recorrido por la actitud de la izquierda y la derecha ante el comienzo, en toda regla, de las exhumaciones. En el año 2000, la izquierda se mostró sorprendida, incómoda, puesto que este hecho no estaba en su diseño, mientras que la derecha mostró indiferencia. En el 2003, la derecha mostró una actitud enfadada. En el 2006, la izquierda controla la situación y la derecha se muestra beligerante.

En cuanto a la preocupación porque las heridas se abrieran, según Etxeberría, ha sucedido todo lo contrario. Sobre todo, la localización de las fosas ha puesto al descubierto una verdad innegable, como la de Valdediós (Asturias), donde se dio la circunstancia de que la propia prensa asturiana negaba la existencia de una de ella, llegando a descubrirse. En su interior había diecisiete personas asesinadas, once de ellas mujeres, enfermeras del psiquiátrico, es decir, funcionarias de la Diputación de Asturias, de donde dependía el hospital. La fosa de Fontanosas, en Ciudad Real, llegó a descubrirse gracias a una carta anónima recibida por el alcalde, en la que el remitente decía exactamente dónde estaba, puesto que él mismo se había visto obligado a participar en las ejecuciones.

Hizo recomendaciones para homenajear a los muertos y reparar en parte la injusticia de aquellos asesinatos. Por ejemplo colocar placas en los muros y lugares donde fueron ejecutados y convocar plenos nombrando a los muertos y haciendo entrega de una copia de los mismos a los familiares.
La Asociación Soriana Recuerdo y Dignidad puede felicitarse por el resultado de esta primera Semana de la Memoria Histórica, por la organización, por la calidad de los conferenciantes y de las proyecciones, y por la asistencia de público verdaderamente interesado en el tema. Y también por la colaboración de Nuria, de ADIA, que ha estado presente en todos los actos que acudieron personas sordas, haciendo que llegaran hasta ellas los mensajes de los conferenciantes, todos ellos, por cierto, han acudido de manera altruista.

Charla de Floren Dimas


Charla de Floren Dimas, el martes, 4 de diciembre, durante la Semana de la Memoria Histórica, organizada por la Asociación Soriana Recuerdo y Dignidad


CARENCIAS, MENTÍRAS Y TRAMPAS DE LA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA (MH)

INTRODUCCION

a) ¿Porqué el PSOE se decide a abordar el tema de la Memoria Histórica? (explicación)
b) Significado de la “Memoria Histórica” (diferentes ópticas)
c) Memoria Histórica Democrática, un concepto asumible por todos (los demócratas)
d) El falso debate sobre la Ley de la MH y la censura de los medios de comunicación.


1. LA IMPUNIDAD.- La ley aprobada es, en realidad, una ley de Punto Final que supera incluso al decreto de amnistía de 1977. Al contemplar solo medidas administrativas y no judiciales, consagra el llamado modelo español de impunidad. Es decir, en España se puede dar un golpe de estado militar, de puede originar una guerra civil… ¡¡y no pasa nada!!. No hay responsables, ni culpables, ni juicios ni condenas.


2.- SE INCUMPLEN LAS LEYES INTERNACIONALES SOBRE DERECHOS HUMANOS que señalan las medidas legislativas a tomar en relación con las consecuencias de a guerra civil.


3.- SE INCLUMPLE el art- 607.bis del Código Penal español que señala las penas para los responsables de crímenes de lesa humanidad y tipifica la naturaleza de los delitos coincidentes con los perpetrados por el franquismo contra la población civil.


4.- LA LEY NO ILEGALIZA AL FRANQUISMO. Tampoco lo hace con sus tribunales represores y en consecuencia no anula sus sentencias. En su lugar emplea el término “ilegitimar” que carece de aplicación alguna jurídica, es decir, no tiene ningún efecto.


5.- LA “ILEGITIMACIÓN” que hace de tribunales y sentencia no tiene validez para exigir la nulidad de las condenas, pues habría que cambiarse la Ley en Enjuiciamiento Criminal, cosa que no se piensa hacer.


6.- LA LEY DEROGA el Bando de Guerra de 28-08-36 y otras leyes, que creíamos ya estaban derogadas por la Constitución de 1978 (disposición final primera); se incurre así en una aberración jurídica: ahora mismo y por estar vigente la ley marcial de 1936, todos podríamos ser fusilados sin previo juicio. Es más: según esta Ley la constitución de 1978 no sería tampoco legal, puesto que tiene preeminencia sobre ella el bando de guerra en vigor a fecha de hoy… según el PSOE y sus aliados.


7.- LA IGLESIA podrá conservar las placas de los Gloriosos Caídos por Dios y por España por tratarse de recuerdos, y ser estos autorizados por la ley.


8.- LA RETIRADA DE LAS SÍMBOLOS FRANQUISTAS. La Ley no es imperativa, si no que “insta” a hacerlo, cosa que se hará cuando les dé la gana a las administraciones públicas (p.e. a los ayuntamientos) al no establecerse un plazo de ejecución. Los ayuntamientos del PP han encontrado la excusa perfecta: lo haremos cuando la comisión que vamos a crear termine sus deliberaciones. Algunos ayuntamientos del PSOE murciano, como el de Beniel, también dice lo mismo.


9.- LA LEY DECLARA ILEGÍTIMOS tanto a los tribunales militares franquistas y sus sentencias, como a los jurados populares de la República, es decir, que la familia de José Antonio Primo de Rivera es considerada como “víctima de la guerra civil” y podrá pedir la anulación de la sentencia.


10.- LA LEY DEJA EL VALLE DE LOS CAIDOS COMO ESTÁ. Tan solo se prohibirán los actos políticos dentro del recinto, pero los restos de Franco y el del fundador de Falange (la Gestapo española) presidirá “espiritualmente” la significación original del monumento. Se aplican únicamente cambios cosméticos.


11.- LA LEY NO ILEGALIZA LOS PARTIDOS y organizaciones de corte totalitario, especialmente la Falange (¿cabe imagina en Alemania la existencia de un Partido Nacionalsocialista?)


12.- LOS DESAPARECIDOS.- Los familiares quedan abandonados en la búsqueda de sus desaparecidos –que la ley privatiza- al no crear el estado una oficina de ayuda, como sí lo hecho para las víctimas del terrorismo (del GRAPO y ETA). Seguirá el peregrinar con los archivos y los registros civiles en una búsqueda llena de desalientos y decepciones..


13.- LAS FOSAS COMUNES.- Llevarse un jarrón de una excavación arqueológica es un delito de expolio castigado con pena de cárcel. Excavar una fosa común y sacar los restos de republicanos asesinados de un tiro en la cabeza, puede hacerse sin reparo alguno. Ningún guardia civil nos pedirá cuentas. Es legal. Al no judicializarse la recuperación de los restos en estas excavaciones espontáneas, SE DESTRUYEN LAS PRUEBAS DEL CRIMEN y se vulnera la legislación internacional que obliga a que estas acciones sean promovidas a instancias judiciales por tratarse de crímenes contra la Humanidad.


14.- LOS PATRIMONIOS INCAUTADOS por el franquismo se devolverán… pero solo a los partidos políticos y a los sindicatos. Es parte del pacto para aprobar la ley. Las casas, las tierras, los negocios incautados a los particulares, no se devolverán. La Ley del Embudo.


15.- LA EPOPEYA DE LA LUCHA GUERRILLERA contra el franquismo, solo se cita en el preámbulo una sola vez. No hay medidas para el reconocimiento jurídico de los guerrilleros. Para la ley no son excombatientes. Como tampoco lo son los españoles que lucharon con los aliados contra los nazis. y para los republicanos españoles asesinados en los campos de exterminio.


16.- MILITARES DE LA U.M.D..- Los valientes militares que en la última etapa del franquismo se organizaron para promover un cambio del régimen, y sufrieron penas de prisión, vejaciones y expulsiones de las FAS, tampoco la ley contempla ningún reconocimiento de tipo jurídico, ni se les reconocen sus ascensos ni compensaciones por su expulsión de las FAS..


17.- LA LEY ES INJUSTA.- Porque ignora las leyes de la ONU, porque ignora el código penal español, porque pone en un mismo plano a las víctimas y a los verdugos, porque no reconoce JURÍDICAMENTE la condición de víctima del franquismo y porque, en definitiva, es una ley hecha por los perdedores para los vencedores de la guerra civil, al declarar la impunidad de los vencedores y de los verdugos.



Murcia, 26 de noviembre de 2007

6 de diciembre de 2007

Clausura de las Jornadas de Memoria Histórica

Ayer miércoles 5 de diciembre de 2007, depues de una magnífica charla de Francisco Etxeberria, los abrazos entre los asistentes ponían fín a la Semana de la MH, en un gesto dinámico contra la ignorancia que mata mujeres y la ignorancia que acabó con la vida (esta vez) de Carlos Palomino a manos de un neonazi; ambas, tipos de fascismo en dos de sus caras tristemente más actuales.
Toda la Semana ha estado presidida por la exposición de Jose Mª Rojas, de la Asociación de Aranda de Duero y referente ineludible de la Memoria Histórica de la Ribera del Duero.
Fotografías de personas desaparecidas o fusiladas, se suman a tesoros de la investigación en archivos, información sobre exhumaciones, cartas personales, y un largo etc ,todo poniendo nombres y rostros a los que lucharon por defender unos valores que seguimos teniendo dentro y una libertad y justicia que ¿hasta donde podría habernos llevado?
Era Jose Mª tambien el encargado de la inauguración. Con una charla que enganchaba desde la primera palabra, relataba en primera persona su trayectoria, desde sus comienzos hasta septiembre de este año, donde por fín encontraba en una fosa en La Andaya la corporación del ayuntamiento de Aranda de Duero, "sus concejales". Unas 80 personas acudían a esta cita y parte de ellas, podían hacerlo porque Nuria, de la asociación de personas con discapacidad auditiva de Soria (ADÍA), iba trasladando a lengua de signos lo que se decía en la sala, un hecho que desgraciadamente, es novedoso.
El viernes era Jose Mª Pedreño, el presidente de la Federación estatal de Foros por la Memoria quien desvelaba entresijos de un hoy que esconde mucho, resolviendo los ques y los porques de la Memoria Histórica.
El sábado eran Jose Mauel Martín y Fidel Cordero quienes presentaban la proyección de su obra: "La mala muerte", un completísimo documental. Tambien participaban activamente en el debate posterior que tocó temas interesantes e inusuales algunos de ellos, como la importancia de determinadas disciplinas y sus genios exiliados, no muy conocidos, más allá de los poetas que lograron superar la barrera del olvido. Tambien se hablaba de la mujer, la ley de MH,...
El lunes numerosos asistentes tuvieron la oportunidad de disfrutar de las proyecciones de "La memoria es vaga"de Katie Halper y "Sta.Cruz...por ejemplo" de Günter Schwaiger.
Ambas, junto a La mala muerte" forman parte de "Imágenes contra el olvido", una serie de excelentes documentales de Memoria Histórica al rededor de los cuales se ha constituido recientemente una asociación.
El martes Floren Dimas nos ofrecía un análisis exhaustivo de la ley de la MH desde la perspectiva de la primera asociación de víctimas del franquismo. Además nos entregaba un documento a la asociación de Soria y a su presidente, considerándonos miembros de honor de Amigos de los Caidos por la Libertad, gesto que nos conmovió y que agradeceremos siempre.
La última intervención ha sido la anteriormente mencionada de Francisco Etxeberria Doctor Antropología Forense en la unversidad de Donostia, cuyo equipo va a recibir el día 11 de manos del Lendakari, el premio de derechos humanos René Cassin. Su intervención mostró desde el punto de vista humano el tema de la memoria, además expuso el rol de cada elemento que interviene en algo tan amplio como es la MH.
En estas dos últimas intervenciones tambien acudieron personas sordas y Nuria, de ADÍA ejerció de interprete.
Los derechos humanos han sido el hilo conductor de una jornadas en un ambiente de respeto, cercanía, construcción, conocimiento y altruismo; y la verdad, la justicia y la reparación las tres claves fundamentales y nacesarias para aplicar esos derechos humanos.
Quiero agradecer al Ayuntamiento de Soria, sus técnicos y en concreto al concejal de Cultura Jesús Barez, su colaboración y su valentia, cediendonos la sala polivalente del palacio de la Audiencia, la sala de exposiciones, el dinero para sufragar los gastos y su apoyo.
Tambien a ADÍA y en concreto a Nuria que ha hecho un trabajo admirable, demostrando altruistamente que solo hace falta voluntad para hacer un mundo más justo PARA TOD@S.
Por supuesto esto no podría haber sido sin Chema Martín, Jose Mª Rojas, Floren Dimas, Paco Etxeberría, Jose Mª Pedreño y Fidel Cordero que se han acercado hasta Soria NO COBRANDO POR SUS INTERVENCIONES y Katie Halper, Günter Schwaiger y sus respectivos equipos que nos cedieron los derechos de sus respectivos documentales.
Estamos seguros de haber aportado a la sociedad soriana y a quienes se han desplazado hasta ella, la visión más sincera y desinteresada de los voluntarios que entretejemos las exigencias de justicia y recuperación de la memoria, porque el conocimiento es el único camino para la construcción de una existencia libre.
Iván

3 de diciembre de 2007

Tercera jornada sobre la Memoria Histórica


El sábado, 1 de diciembre, a las 17,30 de la tarde, en la Sala Polivalente del Palacio de la Audiencia, tuvo lugar la tercera jornada que, sobre la I Semana de la Memoria Histórica, se está desarrollando en Soria.


Este día se proyectó el documental de largometraje “La mala muerte”, dirigida por José Manuel Martín y Fidel Cordero, quienes se ocuparon de la presentación de la misma y mantuvieron un coloquio una vez finalizada la proyección.


Durante cien minutos, los espectadores pudieron ver una película valiente y, con frecuencia, dura. Un trabajo dividido en capítulos, que recorre la más reciente historia de España, con la sangrienta Guerra Civil como eje, y se resalta la actividad que llevan a cabo las distintas asociaciones y foros de la Memoria Histórica.


También en este, como en otros documentales que hemos tenido ocasión de visionar, son las mujeres las más participativas, las que hablan con menos temor, las que acusan. Con ellas, Martín y Cordero han recogido manifestaciones de gente joven, del historiador Luis Castro, del escritor Rafael Torres, de presidentes de foros sobre la Memoria, y de los hijos y nietos de los asesinados durante la contienda.


Especialmente emocionante fue el testimonio de un vecino de Aranda de Duero, quien relató su peripecia familiar. El padre (creo que era abuelo suyo) fue asesinado y un hijo de 17 años también, por el hecho de lanzar un cohete contra los aviones franquistas que sobrevolaban el cielo arandino, lo que fue considerado, por las autoridades, una burla o provocación. El hijo y hermano, luchando en las trincheras nacionales, al volver a Aranda y conocer los hechos se suicidó. Previamente, en el mismo libro de familia, dejó escrito, a modo de testamento, el motivo de su suicidio, que no era otro que la tragedia sufrida a manos de los que mantenían los mismos ideales por los que él luchaba.


Duras las acusaciones contra algunos miembros de la Iglesia. Un fraile-falangista que, finalizada la guerra, fue a predicar Misiones. O el cura que empujaba, diligente, el camión donde se llevaban a los hombres que iban a ser asesinados. Dicen que en el bonete, o como se llame con lo que los sacerdotes se cubren, llevaba bordados el yugo y las flechas. Para contrarrestar estas actitudes, se escuchó el testimonio de un hombre que elogiaba la actitud del párroco “algo borrachín”, que se atrevió a largar con cajas destempladas a los falangistas –se intercambiaban los falangistas en los pueblos cuando iban a matar- que iban a llevarse a alguno de sus feligreses.


Manifestaciones valientes, decimos, como la reflexión “después de la guerra los obreros siguieron siendo obreros y los asesinos, ricos”. O “después de la guerra, a unos les dieron estancos y administraciones de loterías, y a los vencidos insultos”.


La cifra que se dio para los asesinados por los secuaces de Franco, tomando como base los exhumados hasta ahora y las referencias que se tienen de otras fosas, oscila entre los ciento cincuenta mil y los doscientos cincuenta mil. No se descartan las sorpresas. Son cifras para el horror.

2 de diciembre de 2007

­José María Pedreño, en el segundo día de la Semana de la Memoria Histórica


El presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, José María Pedreño, fue el encargado, el viernes, 30 de noviembre, de transmitir a los reunidos en la Sala de Actos del Palacio de la Audiencia, sus vivencias en las actividades que conlleva la federación que preside.



Al principio se proyectó el documental “Los cinco de Celorio”, un homenaje a cinco de los miles de asesinados durante la Guerra Civil Española, en este caso en la localidad asturiana de Celorio. Una película donde se muestra quiénes y cómo participan en las exhumaciones, emotivo y enervante a la vez, que mostró, entre otros aspectos, el miedo que todavía subyace en la mayoría de las personas que vivieron aquellos años, un miedo transmitido de padres a hijos, bien estructurado y alimentado desde el Estado fascista, a fin de que nadie osara levantar la voz unos decibelios más de lo que ellos permitieran.


Al igual que hiciera, el día anterior, José María Rojas, su tocayo tampoco utilizó apuntes, por aquello de que cuando las cosas se tienen claras, las palabras salen solas. Habló del “genocidio ideológico” que supuso la ruptura sangrienta del gobierno legal de la República. De los pioneros en asociarse, los guerrilleros y los excombatientes. De libertad, justicia y derechos humanos, que en España todavía han de escribirse con minúscula. De la paradoja que supone, mejor diríamos agravio comparativo, el hecho de que en España exista un marco jurídico que permite al juez Garzón investigar los desaparecidos en Chile o Argentina, y en cambio, en España, todavía los franquistas hacen alarde de su ideología. Los falangistas –herederos de aquellos que mataban en las tapias-, bien organizados, desfilan por el centro de Madrid con sus uniformes y sus banderas, y ministros de la dictadura, léase Fraga, Martín Villa, etc., a quienes Franco hacía firmar solidariamente las penas de muerte, siguen en cargos de poder. Dijo que, mientras la derecha francesa indemniza a los familiares de las víctimas del nazismo, en España parte de esta misma derecha es heredera del franquismo.


Especialmente crítico fue con la Ley de la Memoria Histórica, a la que Pedreño atribuye un intento de frenar el movimiento joven de la Memoria, de llevarlos al redil, a fin de tenerlos callados o amordazados. Mientras en Bosnia, el Ejército Español exhuma cadáveres, en España la Ley de la Memoria no contempla esta posibilidad, debiendo ser los familiares los que carguen con los gastos y los voluntarios de las asociaciones con el trabajo, dándose la circunstancia de que aquellos asesinados que no tienen familiares vivos, al no ser reclamados, nunca podrán exhumarse.


Entre otras cosas, anunció el diseño de una estrategia, por parte de los responsables de asociaciones y foros por la Memoria, para acudir a un tribunal internacional que dé solución a temas del pasado más cruel y reciente de nuestro país, visto la incapacidad para llevarlo a cabo por parte de este y otros gobiernos de España.