19 de octubre de 2016

X Semana de la Memoria Histórica y de los Derechos Humanos Giulia Tamayo en Soria


El próximo miércoles comenzarán los actos previos a la Semana de la Memoria Histórica y de los Derechos Humanos en Soria

Este año se celebrarán 12 jornadas en las que intervendrán 19 participantes y 14 artistas.
El próximo miércoles día 19 de octubre tendrá lugar el primer acto de la X Semana de la Memoria Histórica y de los Derechos Humanos Giulia Tamayo (SMH).
A las 19:30 horas se proyectará en el Salón de Actos del Centro Cultural Gaya Nuño de la capital soriana, Francisco Boix, un fotógrafo en el infierno, un film sobre los españoles en los campos de concentración nazis. Y más concretamente sobre este fotógrafo español que fue tan decisivo en los Juicios de Núremberg. La película será presentada por su autor, Lorenzo Soler, el cual participará en un debate posterior.
El viernes 21 a las 19:30 horas se proyectará, dentro de las jornadas previas a la Semana, la película El retratista. Una película documental basada en el libro Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar. El retratista cuenta la historia del maestro de Bañuelos de Bureba (Burgos), que revolucionó la educación en el pueblo aplicando el método Freinet. El film recoge el proyecto que construyó el maestro originario de Mont-Roig del Camp de visitar la playa con los niños. El director de la obra, el italiano Alberto Bougleux y el autor del libro que ideó la película, Sergi Bernal Ferrero la presentarán en el Centro Cultural Gaya Nuño.
En la semana posterior se inaugurarán las dos exposiciones que permanecerán hasta el 12 de noviembre en el Centro Cultural Palacio de la Audiencia. El miércoles 26 de octubre a las 19:30 horas, José Ramón Urtasun Recalde inaugurará y dirigirá una visita guiada por la exposición Navarra 1936. La conocida exposición está compuesta de 27 obras y se ubicará en la Sala A.
En la Sala B del Centro Cultural se inaugurará el sábado 29 la exposición RecordArte, un compendio de obras de 14 autores sorianos relacionadas con la Memoria Histórica.
El programa:
El jueves 3 de noviembre se inaugurará la X SMH en el Centro Cultural Gaya Nuño. Intervendrá en la ponencia Trabajo esclavo en el franquismo Cecilio Gordillo.
El viernes 4 se llevará a cabo una Mesa Redonda con miembros de Asociaciones de Memoria Histórica.
El lunes 7 en el Salón de Actos del C.C. Palacio de la Audiencia, intervendrá la Presidenta de Madres de la Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas.
El martes 8 de noviembre contaremos en Soria con la presencia de Vicente Almudéver Mateu.
El miércoles 9 será el día en el que se den cita varios juristas para analizar las vías contra la impunidad de los crímenes del franquismo.
El jueves 10, Pura Sánchez Sánchez analizará los lenguajes dentro de la Memoria Histórica y la represión específica hacia las mujeres.
Y el viernes 11 a las 20:00 horas en el CC Palacio de la Audiencia, Baltasar Garzón Real clausurará la SMH.
El programa se cerrará el 20 de noviembre a las 17:00 horas con una colaboración con el Certamen Internacional de Cortos de Soria en la que se proyectará el cortometraje La noche de todos los santos de Gustavo Vallecas que acumula varios premios y nominaciones.
La cita continuará con Patria Obscura de Stéphane Ragot. Ambas proyecciones contarán con la presentación por parte de sus directores, los cuales intervendrán en un debate posterior.

24 de julio de 2016

Homenaje a las víctimas del 1936




Este año de 2016 se han cumplido ochenta de la rebelión militar que acabó con el gobierno legítimo de la II República Española. Y, lamentablemente, como sucede después de una guerra civil aquí y en cualquier lugar del mundo, sigue habiendo dos universos, dos facciones, o como se le quiera denominar.
Las heridas, desengañémonos, no se van a cerrar todavía, será necesario que transcurran muchos años. Nunca estarán todas las fosas abiertas ni los vilmente fusilados en las sepulturas de su familia, siempre quedarán muertos en las cunetas. Será el tiempo, mucho tiempo, el encargado de cerrarlas. Los vencedores y sus secuaces siguen considerándose así, vencedores, y la sangre derramada parece no ser suficiente. Las lápidas de ellos continúan, pétreas como son, en las fachadas de las iglesias. Nadie ha pedido perdón, es más, el Vaticano continúa con su labor prepotente y hasta chulesca de beatificar a sus mártires. Y hasta en pequeños detalles, como es la programación de TVE, se percibe también esa actitud, el día 18 de julio, programó una desafortunada película sobre la toma del santuario de la Virgen de la Cabeza.
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Soria sigue su andadura aportando un grano de arena al grupo nacional y un montón al provincial. Hemos podido ver en la prensa al presidente Iván Aparicio haciendo entrega a los políticos que se han acercado a Soria de la Carta de Vicálvaro, nombre que se da a las reivindicaciones de más de ochenta organizaciones y que se redactó en dicho municipio madrileño. Era época de elecciones, por lo tanto los políticos, incluso Posada, se comprometieron a hacer todo aquello que estuviera en su mano, como si no estuviera todo en manos del poder legislativo.
Otro paso importante ha sido el dado por el Ayuntamiento de Soria y la Diputación provincial en cuanto a la retirada de honores, que hace ya casi ochenta años se le concedieron al dictador Franco. En el caso del Ayuntamiento la medalla de oro de la ciudad y el título de alcalde honorífico. Estas retiradas han ido acompañadas de la condena por el Alzamiento (el Glorioso Alzamiento en palabras de los vencedores). Se da la circunstancia que en los primeros meses de la rebelión, los más sangrientos en esta provincia donde no hubo ni frente, asesinaron al vicepresidente de la Diputación y otros funcionarios.
El 18 de julio, la ARMH soriana, depositó flores en las tapias del cementerio municipal, donde fueron fusilados varios sorianos, entre ellos el doctor Gaya Tovar. Por la tarde, hubo
lectura de poemas para homenajear a las víctimas sorianas.
Ahora se trata de quitar las calles con los nombres de aquellos pro hombres fascistas que propiciaron el baño de sangre en este país. Para ello, se ha formado una Mesa de Trabajo presidida por el alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez; Carmelo Romero (historiador); Jacinto Lara (jurista y presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos en España), e Iván Aparicio. Se trata de que se cumpla ya lo que dice la Ley 52/2007 de 26 de diciembre.

5 de abril de 2016

Repuesta la placa de Antonio Cabrero y Valentín Llorente


Habría que penetrar en lo más hondo de la maldad o quizá de la idiocia, o de ambas juntas, que ya suponen una buena mezcla, para comprender qué lleva al individuo poseedor de ellas a realizar acciones como no permitir ni el recuerdo, ni la consideración, hacia unas personas asesinadas impunemente en un barranco.

En un lugar apartado de la Sierra de la Alcarama, entre Acrijos y Fuentebella, se levantó un monolito en memoria de Antonio Cabrero y Valentín Llorente, el primero alcalde de Pitillas, en Navarra, el segundo, natural de Igea, en La Rioja, maestro. La historia es bien conocida. Llegaron a La Alcarama en busca de protección, pero encontraron la muerte. Uno de tantos episodios sangrientos e incomprensibles de la última contienda civil de este país nuestro tan cainita.

Los nietos de Antonio no han cejado en la búsqueda de los cuerpos, sin que hasta la fecha hayan conseguido otra cosa que reunir los datos y recuerdos de personas generosas y tratar de componer con ellos qué sucedió realmente aquella nefasta madrugada. Sólo la colocación del monolito, hace ya unos años, sirvió de alivio, a la vez que de homenaje, a la espera -¡quién sabe!- de que algún día se encuentren sus restos.

Pues ni este hecho simbólico pueden soportar la suma de maldad e idiocia, y hace ya un tiempo que la placa con sus nombres y fotografías fue arrancada. El monolito, quizá debido a su enorme peso, lo dejaron allí. Con lo que esta mala gente no cuenta es con la tenacidad, amparada por el sentido de Justicia, de los descendientes de Antonio Cabrero, capaces de reponer la placa cuantas veces sean necesarias, además denunciar el hecho y tratar de averiguar qué manos sucias de váyase a saber qué sustancia han sido los facedores de la hazaña.

El sábado, 2 de abril, la placa fue repuesta y sirvió para, de nuevo, reunirse un grupo de amigos y reivindicar una vez más los nombres de Antonio y Valentín. O sea, lo contrario de lo que ellos buscaban.